viernes, 16 de noviembre de 2018

ACTUEMOS COMO UN OBSERVADOR

Cuando vemos a los miembros de nuestra familia y amigos pasar por sus problemas, nos duele mucho, vemos como repiten sus problemas una y otra vez, atravesado tantos desafíos en sus vidas. Pero lo cierto que no podemos hacer nada excepto permitir que vivan sus historia. A veces dar el consejo más sabio y maravilloso del mundo no ayuda en realidad. Más bien, les da algo con lo que discutir y resistir, en lugar ahí que dejarlos que se enfrenten solo a ellos mismos, y que vayan a su ritmo lo que sea que estén experimentando. Sólo mira como un observador, y ayudar si te lo piden. Un buen consejo (a menos que te lo pidan específicamente) es una distracción que sólo prolonga su sufrimiento.
La verdadera compasión es entender que todo el mundo tiene su propio camino, es difícil estar de pie frente a ellos y mirar, pero dejar ir nuestra idea de lo que es correcto para ellos y permitirles su proceso eso lo hace más fácil. Ya se que es muy difícil, nadie dijo que esto fuera fácil, ver a alguien sufrir y no intervenir, es muy desconcertante, y frustrante para ustedes, pero la verdadera compasión es permitir que todas las cosas sean, permitir que el mundo sea lo que es. El verdadero Maestro tiene compasión total, lo que significa aceptación, desde el mendigo en la esquina hasta cualquier persona. Dejar que su alma tome el mando de su camino.
Seguramente todavía pasaran por un cierto grado de golpes y magulladuras, pero ellos ya no necesitan esa chaqueta de protección de nosotros, tienen la madures suficiente para salir de lo que se propongan. Todo lo que está sucediendo en su vida en este momento es todo parte de su Realización. Ya sea que se trate de un problema de salud, financiero, que solo compitan consigo mismos, todo es parte de darse cuenta de que realmente se puede. Ten la seguridad de que el poder de tu amor estará con ellos cuando estén listos. Y saber que todo se trata de la percepción del destino de su alma. Aprende a elegir el camino difícil, generalmente es el que te lleva a lugares más hermosos.

Un abrazo de amor y luz!

53 comentarios:

  1. Hola Cristina, que hermoso lo que dices en este relato, así es, si no se observa no se puede actuar con el corazón, con él, podremos ir a los lugares más hermosos aún en la adversidad.
    Genial post, mi felicitación por tu excelente forma de hacer, con sabiduría.
    Feliz viernes y fin de semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Cristina, conozco un dicho que viene a decir algo así como que cuando el burro no quiere ir a la fuente, mejor esperar a que tenga sed. Por supuesto no estoy llamando burro a nadie, sino que me refiero a lo que incides de la predisposición de las personas para dejarse ayudar y a tener respeto por los tiempos que cada uno necesite. Es por ello, que tu entrada es más que acertada y como siempre desprende amor y reflexión.

    Te envió un cordial abrazo deseándote un excelente fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Hola,amiga mía!!! Qué difícil es dejarse ayudar cuando la coraza se vuelve acero.Cuando sabes que necesitas ayuda,cuando la quieres a toda costa y de verdad pero la coraza actúa muy en su papel y no deja traspasar esos rayitos de esperanza que anhelas...hasta que surge el milagro!!! La coraza se agrieta cuando tú dejas que así sea y entonces todo lo que se te dijo comienza a fluir hacia tu interior ¡y surges TÚ de nuevo!
    (Siempre dando en el clavo,mi querida Cristina)
    ¡¡¡Un abrazo muy grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Si, Cristina...El mejor maestro es uno mismo. Cada cual tiene su tiempo y va aprendiendo poco a poco la forma de enfrentarse a la vida y curar el cuerpo y el alma. Cuando queremos a alguien tratamos de ayudarle con ideas y consejos, pero quizá lo mejor es escuchar, comprender y acompañar en silencio...
    Un post profundo y sabio, amiga.
    Mi abrazo y feliz finde, Cristina.

    ResponderEliminar
  5. Parece que me has leído el pensamiento. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me parece que hoy en día nos falta esa capacidad de observación que comentas.
    Cuando miro a mi alrededor,ya que yo procuro observar, veo como casi todo el mundo va a lo suyo de esa forma ya no es que vayan a colaborar es que ni siquiera percibieron la ayuda que necesitan los demás. Una pena.
    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. ENTRE ALGODONES


    Era la mansión mas hermosa jamás construida en plena selva negra. Tenía 14 sirvientes ademas de una institutriz especialmente traida de Francia para servir a su hijo...Aquella familia era la más pudiente y con abolengo de toda Alemania.


    El matrimonio se casó muy joven y por cosas de la guerra, apenas tenían familia pues todos eran militares cuyo destino fué dar la vida por el imperio Germánico. Tuvieron sólo un hijo que nada más nacer, su madre juró ante un altar que nunca jamás su hijo conocería el dolor y la escasez pues su vida sería completamente feliz y dichosa. y así lo procuró mientras ella estuviera viva.



    Bastian, que así se llamaba, era un niño de piel blanca como la leche y unos rizos que evocaban la cebellera del los ángeles celestiales. Su institutriz estaba a su servicio y todos los deseos que surcaban por su mente debían de ser colmados con el objeto de no hacerle sufrir. Lo bañaba en agua de rosas a la temperatura adecuada, comía peces sin espinas y frutas peladas sin pepitas y si la comida estaba muy caliente, Bastian abría la boca para que la institutriz soplara dentro...Nunca se hizo herida alguna y si se resfriaba, lo colmaban de golosinas y le cantaban dulces canciones para mitigar el dolor si había fiebre. La vida para Bastian era el colmo de la elegancia, del buén gusto así como todo lo placentera que una mente humana pudiera imaginar...


    Con el paso de los años se hizo insoportablemente posesivo y respondón. Cualquier contratiempo que surgiera era como llevarlo a una cruz y su madre, solícita a cada deseo le complacía. Aquella institutriz se casó de ser la exclava de un niño pero vinieron mas y mas educadores, médicos y hasta payasos para animarle el día pero Bastian, a sabiendas de su poder y su mala educación, era un déspota con todo el mundo, hasta con sus padres...


    Pasaban los años y ya era un mozo. Sus padres querían casarlo cuando un ejercito de mujeres, a sabiendas de su fortuna, se dejaban caer en fiestas de bailes de salón para conocerlo sin exito de ser complacidas hasta que una joven Anna Duquesa de Austria, lo conquistó a simple mirada...y comenzó el calvario de Bastian para que se la conquitaran y así ser su esposa. Los padres del joven colmaban de atenciones a la chica para que se acercara a su hijo, incluso gastanban ingentes cantidades de dinero en regalos con el objeto de hacer a su hijo feliz...mas la chica no aceptó por ver el percal donde se pudiera meter y Bastian, entró en una depresión. Sus días eran oscuros y apenas comía. Los sivientes le hacían fiestas y su madre lloraba desconsoladamente a ver que su sueño no se cumplía.


    Bastian era el hombre al que nunca le faltó cumplir cualquier deseo que tuvo pues sus padres le colmaban de los mejores placeres y los más extraños antojos que pudo haber y abrá...Pero moría de pena por conquistar aquella chica. Ya tenía 30 años y sobre Alemania soplaban vientos de guerra. El gobierno despojó a la familia de todas sus riquezas y por lo tanto despidieron al personal. Su madre y su padre eran ahora sus sirvientes intentando por todos los medios que su hijo no sufriera para seguir siendo feliz...


    Bombardeos rusos destruyeron la casa y mataron a los padres de Bastian. Se quedó solo en mitad de la selva negra y pasaron mucho días antes de que se decidira a comer cosas que para el eran inimaginables...Nadie en toda Alemania se acercó en años a quella casa destruida y sin embargo Bastian vivía...



    Pasó la guerra y un comando alemán llegó a las puertas de la mansión. Entraron en una habitación donde Bastian moraba y alver a un oficial le dijo: Me pica la cabeza ¡ráscame o te despido! ...

    ResponderEliminar
  8. Anda que sí, y yo que me meto en todo, aunque es solo porque me preocupo de ellos y por ayudarles, pero como bien dices... a veces solo entorpezco.
    Buen finde y un abrazooo.

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches amiga , solo te diré que al leer tu entrada me has causado una paz interior muy gratificante y eso dice mucho para mi ..La paz que transmiten las personas es un don y tú lo tienes ..gracias .
    Un fuerte abrazo y te deseo una bella noche.

    ResponderEliminar
  10. Muy cierto a veces uno debe dejar que las personas elijan y ayudar a crear y transmitir paz. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  11. Buen consejo pero difícil llevar a la práctica.

    ResponderEliminar
  12. Creo Cristina que, en situaciones como las que refieres, lo mejor es estar; simplemente permanecer y esperar la demanda de la otra persona. A veces la simple presencia transmite mucho más que las palabras mismas. Pero la verdad es que, ver pasar a un ser querido por una mala situación, es muy doloroso.
    Muchas gracias siempre por tus entradas.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Excelente reflexión....eso hago con mi familia...solo actúo cuando ellos me piden consejo...aunque me duela les digo lo que pienso...lindo leerte amiga y reflexionar con tus textos...saludos

    ResponderEliminar
  14. Un texto dilucidador para reflexionar, es sabio en informacion. Nos gusta ayudar a los demás porque no queremos verlos sufrir y a veces lo único que tenemos son palabras. Alguien me dijo: consejos ya tengo quiero soluciones, así que si no tengo la solución simplemente me acerco, escucho y abrazo. Feliz fin de semana preciosa

    ResponderEliminar
  15. Somos actores y espectadores en esa gran obra de teatro que es la vida, pero ante todo también guionistas y directores, incluso diferentes personajes en esa misma obra.
    Somos toda una orquesta que debe musiquar ritmícamente en conjunción con cada nota.

    Besos.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cuando quiera dar el consejo no pedido, me acordaré de esto tan sabio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tus hermosas palabras .los consejos se cogen a medida que la vida pasa y observa ,el pensamiento ese si ama, no deja jamás de hacerlo ,está dentro cerca del corazón y del alma, y ese es a pleno pulmón para hasta el mas allá, solo y solo para el.
    mis besos y abrazos para ti.

    ResponderEliminar
  18. Todos caemos en la tentación de aconsejar sin que nos lo pidan, sobre todo si hemos pasado por experiencias similares. Pero no todas las soluciones sirven, las personas somos diferentes y las circunstancias a menudo también, además de que cada cual debe trazar su camino y aprender de sus propias experiencias, errores y aciertos. Eso es lo que nos hace evolucionar y madurar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Reina, pasar por tu espacio y leerte es todo un aprendizaje, tus letras están repletas de sabiduría que merecen ser leídas y releídas, pues dan para una buena reflexión.
    Hay etapas en la vida, que necesitas ese abrazo esa mano tendida llena amor y un soplo de esperanza, esa mano que no solo lleve palabras pues éstas, muchas veces las lleva el viento.
    ¡Igual estoy equivocada! Pero creo que con solo observar y esperar a que pase la tormenta, por lo pronto para mí no es lo justo, no puedo estar simplemente al lado de las personas que quiero sin hacer nada, sabiendo que están asándolo mal, así soy yo, mejor dar antes de que te lo pidan, pues angustioso es tener que pedir.

    Por experiencia se que un consejo no se le da a cualquiera, si son mis hijos, si, se lo doy aunque no me lo pidan, los conozco y me conocen.
    Cris, es un texto precioso e interesante, da para mucho debate.
    Ha sido un placer pasearme por tus mágicas letras,
    Te dejo mi abrazo largo, mi inmensa gratitud e mi gran estima.

    Se muy, muy feliz.


    ResponderEliminar
  20. Es una muy bonita reflexión que tendré en cuenta. Tengo la mania de estar entrometida dando consejos a mi único hermano menor, a veces le gusta otras no, y allí colapsamos. Lei detenidamente tu consejo, y voy a ponerlo en efecto. Gracias por tu maravillosas entradas, Cristina!
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Es una muy bonita reflexión que tendré en cuenta. Tengo la mania de estar entrometida dando consejos a mi único hermano menor, a veces le gusta otras no, y allí colapsamos. Lei detenidamente tu consejo, y voy a ponerlo en efecto. Gracias por tu maravillosas entradas, Cristina!
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Después de leer tu entrada, me quedo reflexionando sobre ella.
    Sí es cierto que cada persona debe afrontar sus debilidades y adversidades, pero yo creía que es bueno tener una ayuda al lado que le estimule a levantarte y seguir adelante.
    Agradezco tus palabras de cariño en mi espacio, ojalá que nuestra común amiga Ámbar se recupere y vuelva a escribir.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  23. Buen aprendizaje el hoy nos expones, Cristina. Consejos es fácil de dar pero creo que no aconsejable, nadie camina por la senda del otro, y la vida pertenece al que transita por la misma. Tenemos derecho a equivocarnos, trajimos al nacer una misión y si alguien nos tuerce aunque con buena intención, puede cambiar el destino incluso de ambos.
    Algo en lo que debemos pensar y tener en cuenta.
    Estupenda información para la evolución.

    Un abrazo de luz!

    ResponderEliminar
  24. Si. Asi es. Cada persona es un mundo y sabra de lo que le pasa, siente. Uno a veces puede aconsejar pero bueno. Por ahi al otro no le sirve, no tiene fuerzas. O a veces pasa al revez. El otro lo aconseja a uno, le dice cosas pero uno se niega porque tiene sus razones, miedos,inseguridades etc. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar

  25. Maravillosa, esta reflexión Cristina, la madures hace la fruta nutritiva, todos necesitamos nuestro tiempo en el camino de nuestra vida
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. maravilloso analisis, querida Cristina.

    Ni Dios ni nadie hará lo que nos corresponde a cada cual hacer.

    Bella música!!!!!!!!!!!!!

    Abrazo pleno de bendiciones.

    ResponderEliminar
  27. Nuestro paso por esta vida es tan corta.que tenemos que amarla y hacer el bien

    ResponderEliminar
  28. Coincido con gran parte de lo que dices. Fundamentalmente, con el no dar consejo. Yo no soy quien para saber qué debe hacer o no el otro, y lo que sirve para mí no necesariamente le sirve a él/ella. Y eso no significa mantenerme al margen, puedo acompañar a habitar sus emociones, puedo acompañar con preguntas que le acompañen a mirar qué necesita aprender, sabiendo que las respuestas están en él/ella y no en mí. Creo firmemente en el poder de las preguntas, cuidando que éstas no disfracen un consejo, claro.

    Interesante tu espacio. Tiene mucho que ver con lo que hago en la vida

    Gracias por traerme hasta aquí

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Muchas veces quisiera ayudar y no me atrevo no vaya a pensar que quiero humillar a esa persona.
    Lo que siempre hago es, hablar con una sonrisa y darle confianza por si se atreve a pedir ayuda.
    Muchas veces necesitamos hablar con alguien, te lo digo por experiencia, no solo tener o dar cosas materiales.
    Un fuerte abrazo querida.

    ResponderEliminar
  30. Amar al prójimo es tener una gran riqueza en el corazón

    ResponderEliminar
  31. Muy buena reflexión, aunque a veces cueste ser solo observadora cuando duele el corazón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Primero, darte las gracias por tu paseo por mi bosque mágico y luego decirte que comparto tu reflexión;cuando vemos sufrir a un ser querido sentimos la impotencia de no poder hacer nada para aliviar su dolor. Sólo hacerles saber que estamos ahí por si nos necesita.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. A veces, Cristina, no podemos cruzarnos de brazos y sin que te lo pidan pones todo tu cariño en ayudarlos, pero casi es preferible dejar que salgan a flote por sí mismos y así valoran más la vida. Aunque duela, callar es un acierto.
    Un abrazo, Namasté.

    ResponderEliminar
  34. Es así Cristina, siempre tenemos soluciones y consejos para los demás sabiendo que cada uno tiene su camino y su manera de hacer, pero a veces cuesta mucho ser un observador desapegado...
    abrazos de Luz.

    ResponderEliminar
  35. Es muy cierto Cristina que el mejor maestro es uno mismo, para nuestro caminar por la vida, pero también hay veces que nosotros mismos, nos quedamos atrapadas en una situación que no vemos y alguien de nuestro entorno, nos hace ver la luz. Vivir es un camino lleno de etapas, personalmente respeto mucho a las personas y si me lo piden sí ayudo en lo que sé y puedo, pero otras veces no me atrevo, por lo que puedan decirme. El refrán, CONSEJOS VENDO Y PARA MÍ NO TENGO, es cierto, somos aprendices de esta etapa llamada vida, y cada día vamos aprendiendo y puliendo lo que creemos hacer mal.
    Una pregunta Cristina, hace ya años, escuché a un "Maestro de sabiduría" decir, que no debemos ayudar a nadie, porque alteramos su karma y nos quedamos nosotros con él... y yo como no puedo callarme con lo que no entiendo dije...¡Entonces Jesús de Nazaret alteró el karma de todas las personas a las que ayudó en su vida pública! ¿Tú que opinas?

    Un gran abrazo de luz desde el corazón.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Hola Ángeles, los seres humanos somos muy poderoso, pero no tenemos tanto poder como para alterar el karma de nadie. El que hiere a una persona se hiere así mismo. El que engaña a otro se engaña a sí mismo, cada quien sufre o disfruta sus propias acciones.
      Un abrazo de luz!

      Eliminar
    2. Gracias Cristina, la verdad es que esta afirmación, no va conmigo, yo he continuado actuando, como sé hacerlo y donde me necesitan, pero creo que esta afirmación, hizo daño a personas que estábamos en esa conferencia, ya que era como negar el mandamiento del amor que predicó Jesús y otros maestros de diferentes niveles de aprendizaje.
      ¿Sabes lo que yo dije al final de los comentarios que surgieron de esta afirmación? pues que no creía en lo que habíamos escuchado, porque al final de nuestra vida, se nos examinará del amor que hayamos dado o no dado a otros.

      Gracias y abrazos de luz.

      Eliminar
  36. Mi querida Cristina, gracias por tu comentario en mi poema:Tormenta de hielo y fuego...Respeto vuestros comentarios, cada cual es libre para interpretar lo que lee. Pero, debido a que tu sueles tocar temas de otras vidas y otros mundos, quiero regalarte el verdadero sentido del poema, que no trata de los recuerdos vividos en esta vida...Fijate en estos versos:
    Caen, rebotan granizos,chispas de mini-universos, que desarman al olvido y reflejan tu memoria,traslúcida, que descifra el secreto de tus mundos, la clave de tus derrotas y el sentido de tu historia...Ahí está el tema del poema, amiga. Espero que ahora lo veas con más claridad...La protagonista quiere tocar el velo del misterio de sus vidas.
    Te dejo mi abrazo y mi cariño, Cristina.

    ResponderEliminar
  37. Hola Cristina.Al leer tu reflexión me he identificado con ella.La experiencia me ha enseñado que no se pueden dar consejos si no te los piden, ya que rebotan y vuelven a ti en forma de reproche. Hablo de personas que se acercan para contarte sus penas, y lo hacen solo por desahogarse;a estas personas hay que escucharles para que se sientan amadas y darles una palabrita de ánimo y esperanza. Esto nadie lo desprecia y hace mucho bien.
    El tema de los hijos cuando son mayores es muy delicado, y si están casados mucho más. Generalmente, Observar, callar y esperar es lo más prudente. Si preguntan dar el consejo con amor y temblor, porque no sabemos que es lo más conveniente.Cada persona es única y ha de descubrir su propio camino.
    Lo que todos aceptan y agradecen es saber que pueden contar con nosotros siempre que sea necesario.Esto es lo que pienso e intento practicar.
    Gracias por tu reflexión.y te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Es muy triste ver sufrir a una persona a la que quieres.
    Siempre intentamos ayudar aunque es cierto que muchas veces nos equivocamos.
    Es bueno tener una persona en quien confiar.
    Tu reflexión es buenísima y me ha encantado leerte.
    Un abrazo grande y siempre gracias.

    ResponderEliminar
  39. "Caminante, no hay camino, se hace camino al andar."

    ResponderEliminar
  40. Así es. Además, ese no intervenir, es una muestra de respeto por los procesos internos de cada uno...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  41. Muchas gracias por tu respuesta Cristina...Somos conscientes de que estamos dentro del misterio del universo y a veces queremos tocar el cielo. Pero, sabemos que nuestro destino es seguir cumpliendo nuestra misión en esta vida, mejorando y perfeccionándonos, amiga.
    Mi gratitud, mi abrazo y mi cariño siempre.

    ResponderEliminar
  42. Sin duda muchas veces nos equivocamos, pero mi querida amiga que dificil no intervenir, yo con mis hijos soy terrible. Un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  43. Profundo, acertado y rotundo tu comentario, Cristina. Mi gratitud y mi admiración, amiga.
    Te dejo mi abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  44. hola Cristina,que gusto volver a leerte amiga.
    me ha gustado como has tratado esta dilema que se crea dentro nuestro cuando vemos discuciones entre familiares,es dificil ser espectador y gusrdar silencio,pero es el mejor camino para no tomar partida por ninguno de los dos que discuten,al menos que nos pidan una opinion o consejo,lo mejor manterse al margen.
    un gusto saludarte amiga,espero que estes buen,yo muy bien gracias a dios.
    muchas gracias por pasar tambien a visitarme.esta vez prometo retomar mi blog,al menos uno,por ahora.un fuerte abrazo amiga y buen fin de semana!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  45. Sabio lo que expresas en uno de los párrafos:uno mismo es el camino a la solución de los problemas o situaciones difíciles de la vida. Por aquí decimos popularmente, "coger el toro por los cachos". Un abrazo desde Colombia. Carlos

    ResponderEliminar
  46. Así es la vida...tenemos que saber encontrar ese camino de verdad entre tanta magulladura

    abrazos.

    ResponderEliminar
  47. Hola amiga Cristina corazón hay que que sacar fuerzas para sobrellevar los temporales de la vida y así se sale adelante cada persona es un mundo que ella misma tiene que explorar para que los cardenales desaparezcan y se salga adelante, feliz mañana besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  48. Totalmente de acuerdo, a veces hay que dejar que las cosas fluyan y no meterse en berenjenales, por muy mal que pinte la cosa, a la larga ayuda al crecimiento de la persona en cuestión.

    ResponderEliminar
  49. Bom dia, a vida é feita por vários caminhos, com fé e esperança viajamos por eles na procura da realização do bem estar de quem nos rodeia.
    Continuação de feliz semana,
    AG

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu huella y que la luz universal te acompañe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...