jueves, 18 de enero de 2018

EL ALZHEIMER

Abordar una enfermedad tan compleja como el Alzheimer, y cubrir todas las necesidades del enfermo, es algo muy complejo de llevar. El Alzheimer es una enfermedad desgarradora, que lleva al ser humano hacia realidades de oscuridad, y se va deteriorando las partes del cerebro que rigen la memoria, donde quedan atrapados sus sentidos físicos de oír, oler, tocar, y probar. El Alzheimer cuando aparece en una familia no llama a la puerta, y por supuesto, no pide permiso para entrar. Pero si hay algo que el Alzheimer no puede borrar, son las vivencias que marcaron tu vida, ni la banda sonora de tu existencia. Y que eres un ser divino, con Alzheimer o si el.
Es difícil ver a alguien que amas sintiendo dolor. El amor es la esencia de la vida y lo que le da sentido a este incomprendido existir, es el amor. El amor es lo que hace que el estar aquí y tener que experimentar infinidad de situaciones y realidades algunas más crudas que otras. Sin amor, ¿qué significado tendría vivir, respirar, ser e incluso recordar y olvidar? Un enfermo de Alzheimer tiene un enorme deseo interno inconsciente de recibir y dar amor. Al fin y al cabo, de amor es de lo que se compone la vida y quiénes somos. Ni que no está consciente de el momento, y no haya correlación en tus pensamientos, tu alma proyectará imágenes, vivencias, experiencias de tu vida actual o de vidas anteriores como si estuviera soñando.
Tu mente continúa trabajando, proyectando incansablemente imágenes, hechos, experiencias y más, pero lo hará en forma de sueño. Y tu Alma avanzará energéticamente. Tal vez no lo haga conscientemente, pero lo hará a través del amor familiar y de la dedicación de los seres que te rodean. Se que esta cerca tu ultimo viaje, y cuando esto ocurra, recordará todo hasta el último detalle, eso te servirá como experiencia y vivencia para tu vidas posteriores. Ni que tu no lo recuerdes, tu alma se encuentra en un estado ausente de esta realidad.
Estas aquí en un cuerpo físico, pero tu celebro te a jugado una mala pasada, en estos momentos eres luces y sombras del planeta, en busca de la belleza. En esta vida buscamos los caminos más tortuosos, no eres pequeño ni grande, eres infinito sin principio ni final, esa es tu Divinidad.Todos estamos unidos por el amor, donde nada esta separado, donde tú y yo Somos Uno.
Cristina
Se que cada uno que este pasando por este proceso esta en su propio viaje. Hay que déjalos seguir su camino, acompañándolos desde nuestro amor incondicional. Esto es un pequeño reconocimiento a todos los que esta pasando por esta horrible enfermedad, y en especial a una persona  bástate joven, a la que tengo un gran cariño.
Allí donde estés. Que la Luz y el Amor te acompañe siempre.

39 comentarios:

  1. Es una enfermedad cruel. Un sufrimiento continuo para los familiares. El deterior cognitivo que sufre el enfermo es terrible. Yo tuve a mi madre con esta enfermedad y aunque el enfermo al final no se dá cuenta,nosotros los cuidadores lo sufrimos. Hoy trabajo con enfermos de Alzheimer y lo que se puede hacer por estos enfermos es darle todo el cuidado y el amor que se pueda. Tu al hacer este esfuerzo te quedas muy satisfecho aunque llegas a casa cansada y desgarrada de los esfuerzo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Aquella mujer


    Todas las tardes de otoño solía sentarme al lado de aquella mujer. Siempre me llamó la atención su semblante. Parecía como de otro tiempo, aquel donde el olvido se une con el recuerdo en algún lugar de la memoria. Aquella mujer era la protagonista de mis cuentos infantiles; tan dulces como su mirada y tan cálidos que parecía venir de otro mundo. Su pasado era un misterio y su mirada cálida marcaba una extraña frontera entre ella y yo. El nombre nunca lo supe pero podría ser el de cualquier mujer que ama la vida como yo la amé en mi niñez.
    Hoy soy mamá de cuentos infantiles y mi hija, sabrá quien soy a través de lo que escribo. Aquella mujer, se parece a mi madre y a mi abuela y todas las madres del mundo.
    Cada tarde se sentaba en el mismo banco del parque rodeada de hojas secas y un cielo cubierto de sueños. Yo me sentaba a su lado y ella parecía no estar aunque, aquella expresión, aquella mirada, me recordaba a todo aquello que viví en la infancia por mis mayores
    . Tenía un paraguas roto, una ropa usada pero limpia como su mirada y yo, tonta de mí, siempre quise hablarle y aún así no lo hice.
    Hoy, pasado el tiempo, aquella mujer ya no está. Hace tiempo que se marchó más allá donde los cuentos no alcanzan mi memoria. Supe que padecía de Alzheimer y no puedo concebir la idea de que aquella mujer sufría. A veces me miraba y sonreía y yo volaba en el recuerdo como tonta ajena de todo. Me he quedado parada unos instantes en el mismo lugar donde ella se sentaba para recordar todo aquello que sentí. He tenido el reproche de no abrazarla y besarla por todo aquello que vivía a su lado y por recordarme cosas tan íntimas.
    A veces me da miedo perder el sentido de la realidad. No concibo el final de mis días en ese dulce abismo y me aterra pensar que sea así. De todas formas la memoria es algo pegadizo en el ser humano y de alguna manera, ella vivió su ausencia en mí.

    ResponderEliminar
  3. Hola Cristina,solo quien tiene dentro de su familia a alguien con alzheimer sabe lo Cruel Desgarradora y Devastadora que es esta enfermedad para el enfermo y para el cuidador o cuidadora,,como ha sido,es y seguirá siendo en mi caso,hasta que Dios lo quiera.Duele el Alma cuando ves a tu madre asustada porque no sabe donde está.Cristina,esta misma mañana he tenido por más de tres horas a mi madre acorrucadita entre mis brazos como a una niña pequeña,,intentando consolarla porque se le había metido en su mente que yo,su niña,había fallecido.
    Toda enfermedad es mala pero creo que el Alzheimer bate récord.
    Muchos besos amiga y miles de gracias:):)

    ResponderEliminar
  4. Lo malo de esta enfermedad es que los familiares casi nunca están a la altura de sus necesidades. Un padre, una madre hacen hasta lo imposible por un hijo enfermo y los hijos no lo hacen por los padres. Cuando llega la enfermedad, van y los ingresan a alguna institución y se deshacen del problema, porque "no tienen tiempo" para cuidarlos, cuando los padres si tienen tiempo siempre de cuidar de los hijos.
    La "lata" que los padres puedan dar a los hijos, es tan mínima en comparación a la inversa.
    Besos, Cristina.

    ResponderEliminar
  5. Tremenda enfermedad.
    Es necesario que tengan el gran cariño de sus hijos y de la familia. Sentirlos siempre cerca.

    Es muy dolorosa una situación así pero hay que cuidarlos con todo el amor que se merecen. Como ellos lo han hecho con nosotros.

    Y tenerlos a nuestro lado.

    Un beso.


    ResponderEliminar
  6. Hola Cristina, tremenda, dolorosa y muy desconcertante enfermedad de la que escribes y reflexionas hoy. He tenido cerca casos con Alzheimer moderados o incluso en su etapa final que es verdaderamente sobrecogedor. Aún así e incurable, con la atención temprana y como dices con mucho amor es un padecimiento que puede ser sostenible o llevarse de una manera mejor que hace algunos años. Esperemos que el futuro y los avances médicos puedan encontrar algún remedio en medio de tanta frustración.
    Besos Cristina y gracias por tu texto.

    ResponderEliminar
  7. Verdad lo que dices es cruel y doloroso para aquellos que ven su perdida real, pero ese ser, no sufre vive interiormente hasta el final feliz.
    aBRAZO

    ResponderEliminar
  8. Conozco la enfermedad, he leído mucho sobre ella, he hablado con especialistas, y lo único que puedo hacer es dar amor, en el va incluida la paciencia. Todo lo que se lee de cartas maravillosas, películas amables, historias entrañables... nada es real. Es una enfermedad cruel que mientras se dan cuenta lo sufren, cuando ya ni eso entonces lo padecemos la familia. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  9. Hola Cristina,
    Por suerte, no he vivido el alzheimer de cerca en ninguno de mis familiares cercanos, aunque sí conozco amigos que han tenido que convivir con esta enfermedad que ha afectado a alguno de los suyos. Cuentas lo que puede suceder desde el amor y creo que tienes toda la razón del mundo. Yo también pienso que el amor y el respeto lo pueden todo. Creo que es una enfermedad muy triste y cuanto más se empeñe uno en amar, fácilmente el enfermo vivirá un final digno y feliz.
    Hoy me has llegado al corazón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Se necesita mucho amor y mucha paciencia para cuidar a estos enfermos. El dolor de ver enajenado a un ser que quieres es terrible.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Terrible para quien lo padezca y sus familiares allegados.
    Conozco un caso y es triste cuando ya no reconocen...
    Besos 🌷🍀🌷

    ResponderEliminar
  12. "Dame tu mano. Déjame que te enseñe las flores, los patos del estanque y te lleve a pasear lentamente entre los árboles.
    No puedes hablar, pero no importa, yo hablaré por ti.
    No puedes reír, no importa, tus ojos brillan al mirarme.
    No puedes andar, no importa, yo te llevaré hasta las estrellas.
    No sé si me entiendes, si me conoces, si sabes mi nombre, pero no importa, yo sí sé quien eres tú, querida madre."

    Ella, mi madre, murió a los años en un penoso silencio.
    Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  13. Es una enfermedad muy dura . muy buena reflexión siempre hay que pedir fortaleza a dios. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  14. Terrible enfermedad que en mi familia la hemos sufrido Cristina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. hola cristina cielo guapo esta entrada uf me ha tocado el alma, mi cuñada que dos se me han ido ya, pues una de ella sufrió esta enfermedad, es crúel y despiadada poco a poco va volviendo a ser un bebé no entiende nada, no conoce nada, y vi a mi cuñailla irse sin saber ya quienes eramos sus hijas sus hermanos, y sin poder valerse por ella misma, creo que deberian donar dinero quie tiene mucho, para que investiguen esta enfermedad que destruye unabarbaridad, ya que el gobierno no hace nada en fin amiga besitosssssssssssssss de con cariñoooooo

    ResponderEliminar
  16. es uns enfermedad muy dura de sobrellevar Cristina ,te invito a mi nuevo post y espero te agrade. jr.

    ResponderEliminar
  17. gracias Cristina por tu visita , anoche vine pero no te pude dejar comentario , la música estaba muy alta y dormía mi sobrina ...hoy te dejo unas letras en cuanto a la triste enfermedad del Alzheimer que es tremendo que se pueda perder hasta la memoria de no reconocer a los seres queridos...tengo un vecino que su esposa era una señora ,educada y preciosa como mujer ,pues ahora ni conoce al marido ni a los hijos ...yo fui a verla y no me conoció ,pero me pregunto?????? al ver a su marido a mi lado???? enfermera ,ese hombre ...¿Quién es? y era su marido que me acompañó para visitarla y a mi me trató de su enfermera ...tanta amistad que teníamos ...en fin terrible.
    besos amiga

    ResponderEliminar
  18. ¡Ay! Querida Cristina, una enfermedad muy cruel, yo creo que para los familiares todavía más que para el propio enfermo. Mi madre estuvo seis años con la enfermedad y el paso ese, que eres tu quien se convierte en "madre" de ella, para protegerla y cuidarla como a una niña pequeña y que no sepa quien eres, es muy duro. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Es una enfermedad terrible capaz de convertir a un ser humano en "un fantasma sin memoria", como muy bien decía Joan Manuel Serrat y por desgracia cada vez son más las familias que tienen a alguien que la padece, aunque yo creo que el enfermo está en su mundo y no padece, es más duro para la familia.
    Dios nos libre de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Es una enfermedad muy cruel, yo creo que la peor de todas. Convierte a la persona en un vegetal. Es durísima para los familiares que tienen que armarse de paciencia y volcar todo su amor en ellos.
    Es una entrada que se me incustra en los adentros, pellizca el corazón.
    Ojalá inventen algo para frenarla con eficacia...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Esta enfermedad a pesar que no la he vivido de cerca....asustan las palabras de lo que he leído. Tu música me lleva por un hermoso camino mientras escribo te deseo felicidad

    ResponderEliminar
  22. Preciosa entrada, Cristina. Me uno a tu manera de expresar el sentimiento de que solo con amor podemos acompañar a esas personas que un día quizá fueron nuestro faro y guía.
    Un abrazo de luz
    Júlia

    ResponderEliminar
  23. Se me hace un nudo de pensamientos con esta enfermedad, creo en mi familia jamás se ha dado, pero así reconocida s terrible...el grupo familiar necesita de toneladas de amor para sobrellevarlo sin dudas
    porque los que lo sufren ni dimensionan al fin lo que es todo ese sufrir.
    Fuerza y ánimo ara quienes deben poner todo su amor en pos de ayudar a quien lo necesite.

    gracias por pasar a mi blog.
    estes bien.

    ResponderEliminar
  24. Yo tuve una tía con esa enfermedad cruel y sentía como que ella ya no era ella misma sino otra. La cuidamos muchísimo, pero también sufrimos porque es duro para quien está al lado. Necesita cobrar fuerzas todos los días.
    Una triste realidad.

    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Maravillosa entrada, como todas las tuyas, no sé sí el alma que vive este bloqueo de sentimientos y vivencias avanzará o no. He vivido de cerca la enfermedad de una persona muy querida para mí y lo que he descubierto es que sale del alma doble amor hacia ellos y creo que quienes pasecen esta cruel enfermedad, quizá estén en otro plano de existencia. Cristina, había veces que mi tío se quedaba mirando con su mirada perdida y sonreía con una sonrisa de plena felicidad.
    Para quienes estan cerca del enfermo, es una dura realidad que aprieta el alma cada día, pero creo que en este nuesteo planeta nada es causal y tiene que tener alguna finalidad que se nos escapa, para el que sufre esta enfermedad y para quienes están cerca de él y se vive como un desgarro del alma.

    Mi cariño con un fuerte abrazo y feliz domingo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  26. Lo he vivido cercano a mi y conozco este sufrimiento, en la lectura de tu hermoso artículo me hiciste recordar y siempre pido a Dios que nos aleje de esta pérdida de conciencia tan dolorosa. Gracias amiga, por tus palabras. Mi abrazo y cariño.

    ResponderEliminar
  27. Lo conozco es muy triste tengo gente conocida que tiene familiares con esa enfermedad y se sufre mucho,abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Gracias Cristina, por esta visión tan espiritual y repleta de amor, para los que padecen esta terrible enfermedad, y para su familia, que tanto lo sufre.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Debe de ser terrible para los familiares de los que la padecen. En mi familia Gracias a Dios no ha habido esa maldita enfermedad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. ¡Que mi Dios nos ampare, Cristina querida!
    Con el Alzheimer se acaban poco a poco las neuronas cerebrales; no sufre únicamente quien lo padezca sino sus seres queridos. Amo profundamente a mi familia, espero no tener que darles el dolor de no reconocerlos, sobretodo a mi amadísimos hijos. Nadie está exento de que le llegue cualquier dolencia; en este momento estamos saludables, esperemos seguir así.
    Que las fuerzas positivas del universo te acompañen

    ResponderEliminar
  31. Una entrada muy emotiva, una enfermedad cruel que no perdona, se lleva lo más preciado del ser humano: sus recuerdos. Gracias por compartir tan hermosa y sensible entrada.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Triste enfermedad la verdad, solo cuando estamos convalecientes de algo es cuando no medimos el cuidado hacia nuestra persona, una dulzura y sutileza con la que tratas el tema, propia tuya Cristina....besos :*

    ResponderEliminar
  33. Es una de las enfermedades más tristes.
    abrazos

    ResponderEliminar
  34. Excelente, información como de costumbre. Buen fin de semana!

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu huella y que la luz universal te acompañe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...