miércoles, 5 de octubre de 2016

PARA LOS QUE ESTAN AL OTRO LADO DEL VELO

Tal vez la pérdida más devastadora que tengamos que enfrentar, sea la muerte de un ser querido. Quiero hacer un pequeños homenaje a todos ellos...Mi respeto y mi gratitud y mi amor incondicional, para todos los que un día formaron parte de nuestras vidas, ni que ya no estén entre nosotros, sepan, que nunca perdemos a nuestros seres queridos, ya que el amor conecta nuestros corazones más allá del tiempo y las dimensiones. El amor es un lazo eterno, y es para siempre. 
Benditos sean los humanos que vinieron aquí, y pasaron por muchos infiernos y muchas percepciones, que han soportado vida tras vida, tanto sufrimiento tantas dificultades y retos...Todos los que partieron y están al otro lado del velo, son los que un día fuero nuestra familia aquí en la tierra, y ellos saben quiénes somos todos nosotros, y un día nos volveremos a reunir con cada uno de ellos. Durante el transcurso de nuestras vidas conocemos personas que logran producir en nuestras vidas una impresión que queda para siempre, en nuestro  corazón y hoy aunque no estén en la tierra, siguen vivos de alguna manera en nosotros. 
La vida y la muerte, es parte de nuestro camino y aprendizaje, resulta que este cuerpo, que nos prestan al llegar al mundo hay que cuidarlo, conocerlo, aprender a usarlo para luego dejarlo nuevamente partir. Esto significa que nuestro cuerpo alberga el alma mientras está aquí en esta encarnación, y es el recipiente para  poder experimenta la vida aquí en la tierra, y través del cual se vive y expresa su propósito de vida. Sin un cuerpo, no podríamos vivir esta existencia terrenal. Nuestra muerte sólo es un cambio de conciencia, sólo morimos en una dimensión para pasar a otras. El único dolor que hay en la muerte es para los quedaron atrás, que creen que te has ido y no es así, cuando cerramos los ojos por última vez, hay una adaptación, y es como a aprender a volar, de nuevo. Y de algún modo lloras de alegría y recordación, diciendo ¡Estoy de nuevo en casa!
Ni siquiera te preocupas por los que quedaron atrás, porque sabes que pronto van a pasar por lo mismo. La visión más amplia empieza a regresar, y luego eres uno con el Creador. No hay caminos correctos o equivocados, sólo hay un nuevo camino y todos nosotros lo estamos creando. De alguna manera ello tuvieron el mismo viaje que todos nosotros, y en cierto sentido, ellos asfaltaron un camino para todos. Ellos asumieron muchas de las dificultades y muchas preocupaciones que tenían sobre si mismos, y sobre la vida. Hicieron mucho trabajo sobre si mismos, al igual que nosotros. Ellos saben que los amamos a cada uno de ellos, por que el mayor de los sacrificios cuando llegamos aquí, es olvidar quienes realmente Somos. 
Tras un intenso Viaje por esta Tierra, colmado de enseñanzas transformadoras que impulsaron nuestro vuelo, nos volveremos abrazar en la unidad del Espíritu. La emoción será indescriptible. Sólo podremos decirlos de SER a SER: “Te Amo”, porque todos Somos como gotas que al mar iremos a dar. Y Todos Somos Uno. Para todos los que ya nos están, que la Fuerza, la Paz, y la Luz, sean siempre vuestros puntos de referencia.

Cristina.
                                                                                                                                                                                                                                                                           
                                                       

38 comentarios:

  1. Ojalá sea así para los que están al otro lado del velo, que ya no sientan preocupación ni por los que se quedan, porque saben que llegará ese encuentro y porque están donde realmente tienen que estar. Eso sería un consuelo para los que se quedan, aunque la pérdida en la tierra resulte traumática de igual forma.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Creo que nadie, aunque parezca lo contrario, está preparado para la muerte. Para mí es algo que no superaré nunca. La partida de los seres queridos te cambia para siempre y te hace ver la vida de otra forma. Ojalá pudiera pensar con tanta lucidez y transparencia para ser feliz en la tierra.
    Te mando besos.

    ResponderEliminar
  3. No sabes como me gustaría entenderlo de la misma manera que tú.
    De siempre he tenido miedo a la muerte. Comprendo que es un error pues la vida y la muerte van hermanadas desde el momento que nacemos.
    Pero a nosotros nos educan para la vida, la muerte siempre ha sido un tema tabú, mejor evadirlo.
    Hoy agradezco tu entrada, me ayudará a comprender mejor lo que pasa tras ese velo que es un misterio para mí.
    Cariños en abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  4. Una entrada llena de esperanzas como haces siempre Cristina. Pero pienso un poco como Lujan, hay tantas dudas en este mundo que vivimos aquí y ahora, que nos hacen llorar y echar de menos a esa persona que estuvo a nuestro lado y ya no está. Creo que si se pudiese tener esta certeza, el dolor de la pérdida y la ausencia de los que hemos amado nos llenaría de felicidad sabiendo que nos volveremos a reencontrar al otro lado del velo...

    Pero somos terriblemente humanos y creo que esto implica el no comprender esta maravilla que todos volveremos a reencontrarnos en un mundo de luz.
    Un abrazo con todo mi cariño, porque vas dejando caer chispitas de luz y descorriendo velos ocultos. Gracias Cristina.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  5. Precioso Cristina, siempre me confortas. La muerte es dura de sobrellevar, echas de menos a esa persona querida y siente un vacío inmenso. Muchas gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Parece que has escrito esta entrada para lo que he puesto yo en la mía hoy.

    ResponderEliminar
  7. Me uno a tu homenaje. Benditos sean todos esos seres amados que ya no están en este plano. Quisiéramos verlos, tocarlos, besarlos, pero ya no podemos tener contacto de esa manera... sin embargo, existe la posibilidad que nos brinda el corazón y también la energía de seguir tan cerca de ellos y ellos de nosotros.
    Un abrazo bonito.

    ResponderEliminar
  8. Nunca los olvidamos, fueron parte de nosotros y de ellos nos queda siempre una parte. La muerte duele por la ausencia que deja y no se supera pero se puede abrazar.

    ResponderEliminar
  9. La muerte nos arrebata a las personas que amamos y nos deja sumidos en un gran dolor . Siempre quedan dentro del corazón. Y nunca nada volverá a ser lo mismo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Yo siempre creo que cuando alguien que amamos muere se queda en nuestro corazón . Linda refleccion te mando un beso

    ResponderEliminar
  11. La muerte es solo una gran transformación, un ir y venir hasta entender y comprender la vida con mayor sabiduría.


    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Hola Cristina, gracias por esta entrada dedicada a nuestros seres queridos que un día marcharon, en mi caso, los más cercanos mis padres y una hermana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. El río acabó su recorrido desemboncando en el mar.
    Las gotas siguieron su camino, como lo hicieron las lágrimas que surcaron las mejillas.
    Corramos un tupido velo.

    ResponderEliminar
  14. Que los que partieron primero nos esperen y tengan esa paz ..
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  15. Para los que luchamos por la sanación del cuerpo, es muy difícil aceptar la muerte, tanto Cristina, que no puedo ni he podido asumirla. Desde muy joven sé lo que es perder a un ser querido, te resignas a su falta porque no queda más remedio, solo la fe puede consolarte al pensar que nunca nos dejan del todo, que siguen con nosotros y de lo que estoy segura es de que se llevan un trozo de nuestro corazón con ellos.
    Benditas palabras de consuelo las tuyas.

    ResponderEliminar
  16. La muerte no significa nada para mi. Tan solo es un paso a traves del cual nos rei¡unimos con Dios. Pienso que la muerte debería de ser una fiesta a celebrar. El pesar más grande que puede tener una persona es la condena de una larga enfermedad o una vida dolorosa y difícil...La muerte no me da miedo desde que conocí a Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy tontamente de acuerdo contigo,la muerte es un nuevo renacer a la luz, y al amor.
      Gracias por tu comentario.Un abrazo.

      Eliminar
  17. Siempre es una alegria y un remanso de paz visitarte.

    Abrazos Cristina.

    ResponderEliminar
  18. Hola Cristina,hace mucho tiempo que sé que la muerte no existe como tal.
    Buena entrada!!.
    Muchos besos y miles de gracias!

    ResponderEliminar
  19. Cuando muere un ser querido,se va también una parte de ti.La tristeza inunda el alma y parece que ya no tiene sentido la vida.No seriamos humanos si no sintiéramos este dolor;pero siempre viene en nuestra ayuda la esperanza y con ella la conformidad,que son los frutos de la fe.La fe nos dice que nos espera una vida plena y feliz;que ni ojo vio ni oído oyó todo lo que Dios tiene reservado para sus hijos.

    Si caminamos a tu lado
    no va a faltarnos tu amor,
    porque muriendo vivimos
    vida más clara y mejor.

    Tus palabras transmiten consuelo y esperanza.Muchas gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Boa tarde, tudo que nasce transforma-se até ao seu desaparecimento, desconhecemos o desconhecido, não temos conhecimento de causa, para fazer afirmações se é aqui ou é ali, ou como é.
    Bom fim de semana,
    AG

    ResponderEliminar
  21. La muerte no es mala amiga, es un paso más que damos hacia otro lugar, seguimos adelante. Cuando un ser querido se va algo también se va con esa persona a la cual has estado tan unida y vinculada, no hay nada que pueda romper ese lazo. Muy hermosa tu entrada Cristina que la luz nunca deje de brillar en ti.

    Un abrazo lleno de cariño para ti.

    ResponderEliminar
  22. Siempre están por que nunca los olvidamos, ojalá pudiese entenderlo como tú.
    Feliz fin de semana.
    Besos
    Finita

    ResponderEliminar
  23. Benditos sean los que ya partieron, los que viven en la luz del Hogar, y benditos sean los que se perdieron y oremos para que pronto despierten a la verdad.
    Un abrazo Cristina.

    ResponderEliminar
  24. Feliz comienzo de semana.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  25. Necesario es el duelo
    para luego de a poco comprender mejor
    la preciada vida que nos regaló esos momentos fecundos con ellos aquí
    y que luego seremos de nuevo familia...

    lo profundo se teje en cada corazón.
    bss

    ResponderEliminar
  26. AMEN!!!!!!!!!!!! :D un abrazo con cariño para ti :*

    ResponderEliminar
  27. Ahora mismo no puedo parar de llorar, supongo que es por tantas verdades que he leído y ojala nos podamos reunir todos en ese magnífico lugar y volver a estar todos juntos. Mil gracias por avisarme de esta entrada.
    Eres estupenda Cristina, pero bueno..... eso ya lo sabes.
    Un abrazo fuertote.

    ResponderEliminar
  28. Gracias Cristina por las hermosas palabras que me dejaste en el blog Arbol de Diana, son sanadoras como todo lo que escribes y dan sosiego al alma. Te agradezco amiga. Besos

    ResponderEliminar
  29. GRACIAS CRISTINA POR TUS HERMOSAS PALABRAS AL HOMENAJE DE MI QUERIDO PADRE ...YA VES CUANDO SE VAN ES CUANDO MAS LOS QUEREMOS Y NECESITAMOS...BESOS CARIÑO

    ResponderEliminar
  30. Me uno a tu homenaje.
    Nunca morimos, simplemente nos vamos de viaje.
    Lo que no sé es lo que me esperara al final del viaje, si me encontrare con mis seres queridos. Ojala que si.
    Un beso Cristina
    Isa

    ResponderEliminar
  31. Interesante reflexión Cristina es un placer pasar por su blog Saludos

    ResponderEliminar
  32. La verdad una entrada muy reflexiva. Sólo somos viajeros que estamos de paso. Lo único que nos llevamos son nuestras huellas virtuosas y perjudiciales.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Que bellísimo post...Mil Gracias y es así como dices... los lazos del amor son indestructibles y ni la muerte puede con ellos... Nosotros somos ciertamente luz y como tal no conocemos la oscuridad,

    Te bendigo en cariño sincero

    Isaac

    ResponderEliminar
  34. Que bellísimo post...Mil Gracias y es así como dices... los lazos del amor son indestructibles y ni la muerte puede con ellos... Nosotros somos ciertamente luz y como tal no conocemos la oscuridad,

    Te bendigo en cariño sincero

    Isaac

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu huella y que la luz universal te acompañe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...