miércoles, 25 de febrero de 2015

DÍAS DE LLUVIA...

Los días de lluvia invitan al recogimiento, y a sentir la nostalgia que un lluvioso y húmedo día va dejando a su paso. Con la vista perdida en el horizonte, dejando volar el pensamiento al, olor a tierra húmeda y leños encendidos en la chimenea. Te acercas a la ventana y ves como las gotas de lluvia escurren por los cristales, observas y acuden a tu mente recuerdos, pensamientos, y vivencias de otros tiempos.
En los largos inviernos de aquel tiempo, caía con pausa la nieve en los tejados. Cuando los “candiles” eran lo único que iluminaban las casas con su tenue luz, los días oscuros daban paso al crudo y frío del invierno.
La lluvia, la niebla y la humedad en los ojos provocan una gran nostalgia. Para los que dependían del campo, se veía la desolación en sus caras por no poder salir a sus faenas porque la lluvia se lo impedía.
Y no poder traer el sustento a sus casas, que era de lo único que vivían. Y así se pasaban los días mirando a través de los cristales a que amaneciera un nuevo día.
Cristina.
                                                                                                               

17 comentarios:

  1. Así ha sido y así es, aún hoy el tiempo de invierno les impide muchos días hacer su trabajo, los candiles del paso son sólo un recuerdo de aquellos instantes vividos y pasados, muy bonitas todas las imágenes, pero la del candil, me trae recuerdos de antaño, gracias.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. As lembranças e saudades sempre vão estar presentes,pois tem coisas e situações que marcam nossas vidas.

    bjokas =)

    ResponderEliminar
  3. La lluvia y su nostalgia poética, saludos.

    ResponderEliminar
  4. Esos días son por si mismo un momento de nostalgia, de interiorizarse y de sentarse junto al fuego junto a los tuyos y reencontrarte con el calor del hogar y familiar.
    besos

    ResponderEliminar
  5. hola buenas noches...una entrada con unos bonitos versos ...y la lluvia que a mi no me gusta salir con la humedad y si hace aire menos ...besos

    ResponderEliminar
  6. La lluvia nos trae nostalgias de momentos muy agradables pasados y los desagradables se van en los riachuelos que se forman, para encontrarnos renovados cuando vuelve a salir el sol..
    Un abrazo gigantesco.

    ResponderEliminar
  7. A mi la lluvia me relaja, aunque comprendo que para las labores del campo es un fastidio enorme.

    Besos Uni.

    ResponderEliminar
  8. La lluvia si trae nostalgia y melancolía y aveces necesitamos eso para seguir y volver a empezar. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  9. Criistina esa imagen que has puesto de la niña en la ventana me ha recordado mi infancia...Me gustaba ver llover por la ventana y esperaba a mi padre cuando salía al campo...Era agradable sentir el calor del hogar y la música, que interpretaban las gotas subiendo o bajando el volumen...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por dejarnos tu sentir y tu nostalgia.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  10. ¡Pero qué bonita entrada has escrito!
    Cuando la lluvia es suave, me recuerda a mi tierra, a ese orballo que cae dulce, moja mi piel y me hace sentir viva, feliz y contenta.
    Pero cuando la lluvia cae con fuerza, la contemplo tras los cristales y me dejo llevar... me traslada a otros tiempos y la nostalgia viene con ella.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  11. Hoy nos quejamos de todo pero, ¡ qué dura era la vida en otros tiempos! cuando unos simples días de lluvia impedían ganarse el pan de cada día. Bonita entrada y la imagen de la ventana es encantadora.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito lo que escribiste de la lluvia, pero a pesar de todo siempre es necesaria para el campo y para la gente en general. A mi me encanta la lluvia y esos dias grises que conllevan a la melancolia.
    Besotesssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  13. La lluvia siempre acaricia cunado es fina... limpia y te hace reflexionar.
    La lluvia provoca catársis cuando es fuerte, sus truenos provocan fuertes sacudidas de renovación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Preciosa entrada Cristina, no se por qué, pero la lluvia siempre nos produce nostalgia, añoranza y muchos recuerdos tristes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me encantan los días de lluevia, Cristina, aunque ya no llueve como antes, donde yo vivo hay mucha sequía, y añoro la lluvia de cuando era niña... Ahora le cuesta llover al cielo o no lo dejamos que llueva... Gracias por esta entrada tan hermosa. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Preciosa prosa y entrañable tema...¡Me ha encantado querida Cristina.

    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu huella y que la luz universal te acompañe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...